La renovada LEB Oro 2016/2017 levantó el telón con una gran noche de baloncesto en las que esperemos que la magia sea el argumento recurrente sobre el Palacio oscense. En los prolegómenos del partido se homenajeó a la empresa PODOACTIVA, colaborador del Club.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

73-Magia Huesca: Gunjina (10), Simovic (13), Fontet (13), Capell (5) y Gintvainis (11). Quinteto inicial. Sanz (8), Lafuente (1), Portalez (2) Jankaitis (10) y Malo.

80-Leyma Coruña: Dagoberto (15), Zachary (11), Ángel Victor (7), Zyle (6) y Olmos (11). Quinteto inicial. Lucas Blasco (10), Djuran (5), Joan Creus (6), Sabonis, Sila, Pablo Ferreiro y Mikulic (6).

Parciales: 19-19, 20-14, 15-24 y 19-23.

Árbitros: Pagán y Baena. Excluido por personales Fontet del Magia Huesca.

El croata Jure Gunjina abrió la anotación peñista en esta nueva temporada. A la igualdad y las imprecisiones típicas de los minutos iniciales del primer partido le pusieron la pausa y veteranía necesarias los visitantes Peña y Olmos, muy inspirados al comienzo. Fueron los gallegos los que tomaron las primeras ventajas, eso sí cortas. Tanto que el primer cuarto se cerró con tablas en un electrónico que no se movió en el último minuto.

En el segundo cuarto, los de Sergio Jiménez se hicieron con el partido merced a una gran defensa basada en la rotaciones de calidad de las que disfruta este año el cuadro oscense, bien sustentadas por los buenos minutos disputados por los jóvenes zaragozanos Portález – del que ya conocemos su sacrificio en pro del equipo – y Álvaro Sanz, que estrenó su mayoría de edad con una gran actuación. La anotación de Gintvainis y la intimidación de Fontet hicieron el resto para abrir las diferencias hasta los 9 puntos, que se quedaron en 6 al descanso debido a un triple de Monaghan sobre la bocina.

Fue Olmos el que continuó con la remontada visitante, que en tan solo minuto y medio empató el electrónico a la salida de los vestuarios. Jankaitis cerró ese parcial de 0-9 pero la tendencia siguió a lo largo de los minutos siguientes, en los que los peñistas se vieron superados por la mayor intensidad del potente cuadro gallego. Fue el propio lituano el que sostuvo a los locales en la faceta anotadora mientras que en la otra canasta, el bloque gallego anotaba cada vez con mayor facilidad para acabar ganando el cuarto por 9 puntos e ir aumentando distancias poco a poco.

Los últimos diez minutos se preveían como en temporadas anteriores. La juventud del Magia Huesca frente a la veteranía del conjunto visitante. Algo que es garantía de espectáculo en partidos igualados. Y así fue. Las distancias se dispararon hasta 8 arriba para los de Tito Díaz pero un triple de Simovic les frenó las alas. El equipo peñista aguerrido y con ganas, de nuevo un año más, encontró su fruto en defensa, tremendo en la anticipación, y pudo empezar a correr para darle la vuelta al electrónico. La afición y la magia oscense pusieron el resto para que la reacción local no pudiera ser detenida ni siquiera tras los dos tiempos muertos solicitados por Tito Díaz, que dilapidaron su ventaja endosando un parcial de 15-3 en contra. Sin embargo, los peñistas no supieron administrar su corta renta en los minutos finales debido a los oportunos triples de Peña, que elevaron hasta 7 la renta final del conjunto gallego.

Magia Huesca
Momento del primer partido de la temporada / Foto: Miguel Pinedo

Momento del primer partido de la temporada / Foto: Miguel Pinedo