Al Peñas le faltó madurez en momentos concretos de un partido extremadamente igualado y mayor atención hacia un Berhanemesk que clavó ocho triples de nueve intentos alguno de ellos sin oposición alguna de la defensa del quinteto altoaragonés.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

79-Magia Huesca: Motos (11), Carlino (12), Simovic (7), Fontet (12) y Gintvainis (12). Quinteto inicial. Sanz (2), Lafuente (5), Gunjina (5), Portalez (2), A. J. (11) y Malo.

81-Sáenz Horeca Araberri: Hearst (16), Cvetinovic (7), Papantoniou (10), Berhanemesk (30), y Rowley (15). Quinteto inicial. Alvarado (1), García Casado, Buesa (2), López, Lorenzo y Yordanov.

Parciales: 17-19, 20-19, 23-24 y 19-19.

Árbitros: Uruñuela y Brazo. Eliminado por faltas personales Carlino.

El Araberri llegó al Palacio de los Deportes sin complejo alguno. Es fiel reflejo de la igualdad de esta LEB Oro. Quien creyera que por ser un recién ascendido iba a ser un rival cómodo nada más lejos de la realidad. El equipo vitoriano tiene de LEB plata, tan solo, que por allí estuvo la temporada pasada. Es un equipo guerrillero bajo aros, durísimo por lo visto en el Palacio, con buena dirección de juego y con algún ‘killer’ para meter a muchos rivales en problemas.

El Magia se presentó en el Palacio de los Deportes con ganas de seguir en línea ascendente en juego y en victorias. Pronto se percató de que no iba a ser nada fácil. Hubo dos primeros cuartos de zapa y de igualdad. Siempre los terminó con los vascos arriba, pero sin gobierno. Hubo muchos minutos de error por error y acierto por acierto. Una labor de desgaste con un duelo bajo aros –Fontet y Rowley- intenso y con mención especial para A. J. que posiblemente ha cuajado su mejor partido desde que está en Huesca.

El partido se puso caliente al regreso de los vestuarios. La segunda parte tensó a ambos quintetos para construir un partido feo, se peleaba cada balón y cada bloqueo era una trinchera. Un encuentro de esos que desembocan en emoción a fuerza de igualdad en el electrónico. Araberri empezó a engrasar su maquinaria desde más allá del perímetro y Peñas empezó a flaquear con lanzamientos fáciles errados y palmeos a canasta fallidos.

En el último cuarto se entró con Motos y Carlino –si sigue en esta línea va a dar muchas alegrías al quinteto del Magia Huesca- con cuatro faltas personales por lo que Sergio Jiménez tuvo que administrar su concurso ante tanta igualdad. El problema llegó de la muñeca del escolta Berhanemeskel. Dos triplazos seguidos entraron como un cuchillo en la mantequilla. El primero sirvió para meter el 75-76 y el segundo un 77-79. Peñas tuvo aún una bola final para ir a la prórroga pero se aturulló bajo el aro rival y no logró prolongar el juego.

Fotos: C.Pascual

.