Las derrotas nunca son buenas compañeras y hacerlo en la prórroga es, sencillamente, cruel.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

 

81-Magia Huesca: Motos (8), Lafuente (17), Simovic (6), Fontet (12) y Gintvainis (15). Quinteto inicial. Gunjina (4), Portalez (11), Pablo Pérez (8), Malo y Sanz.

92-Ourense Provincia Ter: Díaz (10), Kapelan (1), Jukic (18), Flis (12), Guerra (19). Quinteto inicial. Hittle, Noel, Fernández (12), Martín Rodríguez (5) y Mitrovic (15).

Parciales: 16-16, 18-18, 14-18, 24-20 y 9-20

Árbitros: García y Sánchez. Excluidos por personales Gintvainis por el Magia Huesca y Noel Wright por Ourense.

Se desliza una cierta sensación de que el Magia Huesca se encuentra en pretemporada, que necesita que su sastre tire de buen pulso `para abrochar el botón en el ojal. No es una sensación querida, las circunstancias mandan. Se cortó a Capel, se fue su sustituto Carlino por un mejor contrato a Italia y A. J. tampoco está porque no terminaba de verse importante. Ha llegado Pérez y tendrán que venir dos nuevos fichajes para que la máquina compita con más variantes. El Huesca se movió (casi) siempre contra Ourense por debajo en el marcador. Es cierto que los gallegos nunca se iban, pero allí estaban. El Peñas tiró de casta durante muchos minutos que combinó con gotas de acierto en momentos clave. Gintvainis se elevó en una posición incómoda sobre su par y metió un triple para abrir el camino a la victoria en la prórroga, pero allí estuvieron los ‘snippers’ de Ourense para marcar los cinco minutos más claros del partido. Un parcial de 9-20 para firmar una nueva victoria del quinteto gallego.

El partido se abrió con esa idea de Magia Huesca de que no se fuera a un marcador amplio. El primer partido de Pérez dejó muy buenas sensaciones, tanto cuando le tocó dirigir el juego como en tareas defensivas. En el primer acto, Simovic llevó el peso del ataque y Motos en la segunda. Lafuente se volvió a erigir en el mariscal de campo del Peñas. El canterano volvió a ofrecer un derroche de trabajo en defensa, a ser la prolongación del técnico sobre el parquet y tuvo las muñecas calientes en momentos clave para que su equipo no se deshilachara en el marcador.

Nunca dio Ourense sensación de superioridad, pero sí de acierto cuando la situación lo requería. Estuvo más acertado desde el exterior que Magia Huesca. Hizo un 42,3% de acierto en los tiros de 3 por un 25% del Magia Huesca y por allí se encontró la diferencia en el marcador.

Fotos: C.Pascual