La visita se enmarca en unas jornadas que tienen lugar hoy y mañana sobre memoria histórica y cooperación empresarial

 Katerina Lukesova embajadora de la República Checa en España firma en el libro de honor /Foto: Ayto. de Huesca

Katerina Lukesova embajadora de la República Checa en España firma en el libro de honor /Foto: Ayto. de Huesca

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha recibido esta mañana en el Salón del Justicia del Ayuntamiento de Huesca a la embajadora de la República Checa en España, Katerina Lukesova, y a la superviviente de cuatro campos de concentración nazis Dagmar Leblová. El acto, en el que ambas han firmado en el Libro de Honor del Ayuntamiento, se ha desarrollado como inicio de las jornadas que se celebran a lo largo del día de hoy y el de mañana en la ciudad y con las que se pretenden reforzar las relaciones económicas, sociales y culturales entre la capital oscense y el país europeo.

Posteriormente, Leblová ha compartido sus experiencias con los representantes de la Ciudad de los Niños y las Niñas en el torreón del Ayuntamiento, que se han mostrado muy interesados en su historia, preguntando a la superviviente por los detalles sobre su trágica estancia en los campos de exterminio de Auschwitz, Theresienstadt, Neuengamme y Bergen-Belsen, en los que asesinaron a varios miembros de su familia y de donde fue liberada finalmente en marzo de 1945. Tras la charla, Dagmar se ha dirigido al IES Pirámide, donde ha compartido de nuevo sus vivencias esta vez con estudiantes.

Luis Felipe ha señalado que “es muy importante que la experiencia de Dagmar se dé a conocer en este momento y que tenga esa labor divulgativa e informativa con los niños para que no se pierda nunca el valor de la lucha por las libertades”. El alcalde ha apuntado que además “la ciudad recibe a la embajadora de la República Checa en España de manera cordial y en ese doble marco de referenciar y poner en valor la memoria histórica y también los intercambios económicos, sociales y culturales de la ciudad de Huesca a través de la embajada”.

Por su parte, el concejal que coordina los actos de memoria histórica en el Ayuntamiento, Luis Arduña, ha indicado que se trata de un proyecto que el Ayuntamiento entiende como una obligación que tiene como institución democrática de recordar los hechos que nos han conducido a lo largo de la historia a la situación actual para evitar que vuelvan a suceder y que por eso es importante contar con la posibilidad de tener en Huesca a supervivientes que estuvieron en esos campos, que consiguieron vencer a la barbarie y que han destinado su vida a dar testimonio de eso para que quieres venimos detrás no repitamos esos errores”.

Katerina Lukesova, que ha participado en el Ayuntamiento en una sesión extraordinaria de la Comisión de Relaciones Institucionales, ha expresado que “es un enorme placer estar en Huesca”. Es además una oportunidad excepcional para mí. Estoy conmovida por lo que se está haciendo en esta ciudad, porque el Holocausto forma parte de la memoria colectiva de nuestro país, pero no de este, porque España no participó en las guerras mundiales ni en la persecución a los judíos en Europa, por eso me conmueve esta labor, porque sin tener la obligación de hacerla se hace, lo cual es absolutamente excepcional y digno de todas las alabanzas”.

Por último, Dagmar Leblová ha explicado que “contar mis experiencias tanto a estudiantes como a adultos es muy especial. Sobre todo a alumnos que no saben mucho de este tipo de acontecimientos. Así que con mi aportación espero poder contribuir a explicarles bien a los estudiantes una serie de hechos que aún no han tenido la oportunidad de conocer de la mano de alguien que los vivió directamente y ayudar así a que nunca más vuelvan a repetirse”.

Esta tarde tendrá lugar el acto central de las jornadas a partir de las 19.00 horas en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner (antiguo Matadero), en el que tanto Dagmar Leblová como el último superviviente español del campo de concentración de Buchenwald, Vicente García Riestra, expondrán sus vivencias al público asistente.

Como colofón a las jornadas, mañana miércoles tendrá lugar el encuentro empresarial “Altoaragón-República Checa”, en el que empresas de la provincia de Huesca tendrán la oportunidad de mostrar sus actividades y conocer qué tipo de oportunidades se les pueden abrir en ese país.