Cuarta derrota consecutiva del Magia que caía ante Melilla en un mal partido, en ciertos momentos, de los de Sergio Jiménez. No terminan de levantar cabeza los oscenses esta temporada.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

El conjunto oscense comenzaba mandado en el marcador, pero Arteaga aguantaba a los hombres de Alejandro alcoba en el partido. Motos y Gintvainis daban de nuevo la delantera a Magia Huesca. Melilla Baloncesto comenzaba a entrar en el partido y le daba la vuelta al encuentro para irse al final del primer cuarto con una ventaja de cuatro puntos, 14-18.

Nada más comenzar el segundo cuarto, los melillenses ponían la máxima ventaja en el marcador tras una canasta de Gatell. El técnico local solicitaba tiempo muerto para parar la sangría azulina y el parón les sirvió. Magia Huesca, desde una defensa más agresiva, conseguía forzar varias perdidas melillenses para reducir la diferencia a dos puntos, 27-29, con la que se llegó al final del segundo cuarto.

Rivero permitía a los visitantes seguir por delante en electrónico en los primeros minutos del tercer cuarto. Gatell, muy activos en estos primeros minutos tras el descanso, ampliaba incluso la diferencia a favor del Melilla. Una diferencia que el equipo conseguiría mantener, a pesar de los intentos del Magia, de cara al último cuarto con 37-45 a favor del Melilla.

Gracias a Pablo Almazán, el equipo de Melilla aguantaba en el partido ante el incisivo conjunto oscense. Apareció el acierto exterior de Magia Huesca, que con tres triples consecutivos tomaba el mando del encuentro. Manzano desde la línea de 6.75 metros empataba el encuentro a 58 puntos a menos de tres minutos para el final. El saber estar y la fiabilidad desde el tiro libre de Rivero daba a los melillense tranquilidad en el marcador 58-64 a falta de un minuto para el final. Los locales lo intentaron en los instantes finales pero sin éxito y se volvía a perder en el palacio al igual que pasara el viernes pasado y casualmente por el mismo resultado.

Fotos: C.Pascual