El año comienza fuerte en Aragón. Real Zaragoza y SD Huesca han acordado el traspaso de Jesús Valentín. El defensor tinerfeño firma para las próximas tres temporadas.

Jesús Valentín en el Alcoraz frente al Reus / Foto: C.Pascual

Jesús Valentín en el Alcoraz frente al Reus / Foto: C.Pascual

Negocio entre vecinos. La Sociedad Deportiva Huesca ha acordado venderle al Real Zaragoza a Jesús Valentín (Las Américas, Tenerife, 15 de octubre de 1991). La entidad maña buscaba en el mercado a jugadores que mejoraran su actual plantilla y los informes del Director Deportivo blanquillo Narcís Juliá, un habitual en el palco del Alcoraz cada dos fines de semana, han acabado de convencer a la entidad para hacer un esfuerzo económico e incorporar al hasta ahora defensor azulgrana, que tenía contrato en vigor hasta 2019.

El defensor, de 25 años de edad, llegó en primera estancia a Huesca en calidad de cedido por la UD Las Palmas. Tras un buen año, en el cual jugó 811 minutos en 14 partidos y marcó un gol (Alcorcón; 1-0), Valentín rescindió con el club insular y firmó una nuevo contrato con la entidad azulgrana hasta junio de 2019. En esta presente temporada, Jesús acumula 810 minutos en liga repartidos entre 10 encuentros, unos números que le habrán motivado a comunicar su intención de querer jugar más y buscar una salida.

Parece que las malas relaciones entre ambas directivas provocadas por el intento oscense de fichar a Guitián se han difuminado cuando el interés zaragocista ha prevalecido en la conversación. La entidad azulgrana hace caja gracias al futbolista canario y podría buscar en el mercado un sucesor para ocupar el puesto del ya ex azulgrana o reconvertir a centrocampistas (Bambock es el ejemplo más claro) en defensores. Menguarían de esta forma las intenciones del franco-camerunés, del que se especulaba también un abandono de la entidad.