Tras unos meses de incertidumbre respecto al futuro del joven delantero montenegrino, el Levante UD se ha hecho con los servicios de Boris en calidad de préstamo hasta junio con el objetivo de reforzar el ataque de su filial.

Cmiljanić fue titular en el partido de Copa contra Las Palmas / Foto: C.Pascual

Cmiljanić fue titular en el partido de Copa contra Las Palmas / Foto: C.Pascual

El Levante no solo se llevó los tres puntos de El Alcoraz este pasado domingo después de derrotar al Huesca (0-2) con goles de Jason y Roger. Pocos minutos después de sonar el pitido final se hizo oficial el acuerdo de cesión entre la entidad granota y la azulgrana por el que Boris Cmiljanić (Podgorica, Montenegro, 17 de marzo de 1996) pasará a formar parte de la plantilla del primer filial levantinista hasta el final del presente curso.

El punta podgoricano llegó a tierras oscenses a principios de julio de 2016 procedente del PSV Eindhoven para el que jugaba en su filial, el Jong PSV, en la segunda división holandesa. Tras dos temporadas con los boeren, Boris firmó hasta 2019 con la entidad altoaragonesa como una gran apuesta de futuro para su zona de ataque.

Seis meses después de aterrizar en El Alcoraz, Cmiljanić hace de nuevo las maletas para ir a tierras más cálidas en busca de minutos que le permitan acostumbrarse al fútbol español y regresar en el próximo estío a Huesca para luchar en igualdad de condiciones por un puesto dentro de la primera plantilla. El atacante buscará mejorar los registros que ha firmado en el Alto Aragón hasta la fecha, resumidos en: 115 minutos disputados en liga (8 partidos) más apariciones puntuales en Copa del Rey y cero goles anotados en partido oficial pese a haber destacado en este ámbito durante la pretemporada.

Boris, que en su presentación como jugador azulgrana afirmó: “Esto es España, un país de oportunidades para un jugador de fútbol. Tengo muchas ganas de jugar en la liga española porque se juega todo como yo quiero”; tendrá una oportunidad para seguir creciendo gracias al interés del Atlético Levante, que ha sido la opción más sensata por la que se ha decantado el Huesca después de llevar un tiempo buscando y negociando el mejor destino para su futbolista.

El espigado ariete llega al primer filial levantinista, que milita en el Grupo III de Segunda División B y actualmente ocupa la décimo novena posición de la tabla, siendo penúltimo y estando en puestos de descenso a Tercera División a tres puntos de la salvación. Buenas referencias de la casa granota le podrá dar su hasta ahora compañero de vestuario Jair Amador, que jugó para la entidad valenciana en el anterior ejercicio llamando la atención de los ojeadores azulgranas.

Cmiljanić cambia el azul y grana de Huesca por el azul y grana de Levante con el firme objetivo de seguir adquiriendo experiencia para regresar en junio siendo mucho más maduro y teniendo la confianza y argumentos necesariospara defender un puesto en el primer equipo del Huesca.