El Magia Huesca gana en Vitoria, para mantener la esperanza de la permanencia. Un triunfo que se empezó a fraguar en el segundo cuarto, cuando los oscenses se pusieron por delante en el marcador. Y se cumple el dicho “la marcha verde nunca pierde

Marcador final del partido

Marcador final del partido

71-SAENZ HORECA ARABERRI  (22+14+14+21): Hearst (22), Alvarado (7), Cvetinovic (8), Buesa (18), Durchev (5) –cinco inicial-. Rowley (6), García (5), López (0), Lorenzo (0), Hadziomerovic (0).

75-MAGIA HUESCA (17+23+20+15): Lafuente (4), Pérez (0), Gantt (17), Fontet (4), Bulic (22) -cinco inicial-. Motos (13), Portález (0), Simovic (2), Gintvainis (13).

El conjunto altoaragonés, apoyado por más de 50 seguidores en las gradas de Mendizorroza, cuajó el mejor partido de la temporada fuera de casa en el momento en que más lo necesitaba. Gran defensa, ritmo constante y mucho acierto en los lanzamientos, especialmente de tres, propiciaron que el equipo de Guillermo Arenas alcanzase su sexta victoria.

El primer cuarto fue el menos bueno para los verdiblancos que, a pesar de realizar un buen juego, concedieron demasiado en defensa encajando 22 puntos. Mirza Bulic, que volvía a Vitoria para enfrentarse a su antiguo club, cuajó un primer cuarto excepcional anotando 11 de los 17 puntos de Magia. Un mal final, donde los oscenses no encestaron en 3 minutos y 27 segundos, permitió la reacción de los vitorianos que alcanzaban los 5 de ventaja al final del primer parcial (22-17).

Tras dos segundos cuartos calamitosos ante Palma y Breogán, se esperaba que esto no se repitiese poniendo muy difícil la suerte del partido. Y a fe que Magia brilló con una excelente defensa y un gran acierto en los triples (cuatro de Gantt y uno de Bulic). El parcial de 14-23 alimentaba las expectativas de los verdiblancos, que se marcharon con 4 de ventaja al descanso (36-40).

Se vio que este iba a ser un partido muy diferente a los anteriores cuando, a la salida del tercer cuarto, Mikel Motos anotaba otro triple y abría la ventaja, que llegó a ser de hasta 7 puntos. La defensa seguía carburando y sólo Hearst parecía encontrar la respuesta, con lanzamientos triples convertidos a pesar de las buenas defensas altoaragonesas. No obstante, Araberri no quiso entregar el partido y peleó para que Magia no lo rompiera definitivamente. Con todo, Magia volvió a ser superior y con un triple de Gintvainis sobre la bocina colocaba el 50-60 que dejaba las cosas muy bien encaminadas para los peñistas.

Mucho mejor se pusieron cuando un 0-4 de salida en el último período daba al Magia la máxima ventaja del partido. Aunque quedaba mucho, todo parecía decantado para el conjunto oscense. Araberri, no obstante, se envalentonó y se fue a por el partido consiguiendo un parcial de 7-0 que dejaba la distancia en 5 puntos (66-71) y con posesión para los locales a falta de 40 segundos. Un providencial corte y canasta de Jorge Lafuente cercenaba las esperanzas vascas, que se cerraron cuando Gintvainis anotaba los dos últimos tiros libres. El triple de Buesa quedó en anécdota y los de Guillermo Arenas consiguen una gran victoria que debe dar confianza para conseguir la permanencia en LEB Oro.