Es un músculo fundamental. Y Magia Huesca lo acaba de activar para sumar una victoria de quilates.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

83-Magia Huesca: Pablo Pérez (20), Lafuente (2), Simovic (4), Gantt y Bulic (11). Quinteto inicial. Motos (11), Portalez, Petrovic, Fonntet (18) y Gintvainis (17).

76-CB Prat: Forcada (14), Nikolic (6), Marti (9), López-Arostegui (18), y Galán (8). Quinteto inicial. Ortega (18), Costa (2(, Moix, y Sesé (1).

Parciales: 22-21, 24-27, 15-17, 22-11.

Árbitros: Vázquez– Carpallo. Eliminados por personales Bulic del Magia Huesca y Forcada por Prat.

El infierno sigue cerca. Queda mucho por jugar aún, pero el síntoma es que el equipo de Guillermo Arenas juega en varias canchas. Acabó su partido, una importantísima victoria ante el Prat y de reojo se puso a mirar lo que hicieron rivales directos para salir de la quema: el riojano Calzados Robusta perdió y el filial del Barça ganó en su papel de escape de la zona sur de la tabla.

La victoria no fue fácil. Ni mucho menos. El Magia Huesca se destapó en el segundo acto del partido. Cuando pudo hundirse ante un quinteto que casi siempre estuvo arriba en el electrónico y sin desquiciarse por los colegiados que muy pocas veces dieron la bola a los locales en las jugadas dudosas, Magia Huesca supo agarrarse a la victoria en la que brillaron con nombre propio Fontet por su poder de intimidación bajo ambos aros, el descaro de un Gintvainis mágico en acciones determinantes y la batuta de Pablo Pérez.

Arenas dejó de inicio en el banquillo a Fontet. Su 5 más poderoso entró por Simovic a poco más de tres minutos de que terminara el primer cuarto para acumular casi media hora después sobre la pista. Hizo pleno en las canastas de dos, pero sobre todo amedrentó en el juego interior. Lo de Gintvainis fue, también para cincelar. Se retiró ovacionado, con parte de la grada en pie.

El primer acto del partido sirvió de tanteo. A igualdad de acierto, igualdad de fallos. Sin un dominador claro, el CB Prat casi siempre fue por arriba, pero sin abrir nunca una distancia que le permitiera manejar el partido con soltura. El Peñas, siempre estuvo allí. Bulic se pudo complicar la vida en el segundo cuarto al entrar al trapo de Galán. Se revolvió el jugador del Peñas para encararse con el rival y lo que pudo terminar en la técnica pitada a Galán acabó, además, con personal para Bulic, bola para Prat y canasta para poner el 41-48 en el electrónico a poco más de un minuto del descanso.

El regreso a la pista vivió un básquet intenso donde Peñas llegó a poner un parcial de 9-0 para dejar el marcador en un 61-60 y dar esos pasos de confianza en sus posibilidades y de horadar la confianza del rival. Prat vio que Peñas le podía hacer mucho daño, que no iba a ser fácil sostener la ventaja que había manejado y empezó a notar el aliento del rival y del público a su espalda.. Un triple de Gintvainis puso el 77-76 a 2 minutos del final y mientras Prat se despedía de la posible victoria, Peñas la saludaba. El último tramo fue una fiesta coronada con un triunfo de quilates.

Fotos: C.Pascual