Un tempranero gol de Samuel Saiz, en el minuto 5, adelantó a los de Anquela, que supieron manejar la ventaja para mantener su lucha por el playoff.

1 -SD Huesca: Herrera; Akapo, Carlos David, Jair, Brezancic; Aguilera, Melero; Ferreriro (David López, 78´
), Samu Sáiz, Vadillo (Alexánder González, 66´); y Borja Lázaro ( Vinicius, 71´).

0 – CD Lugo: Roberto; Calavera, Miquel, Carlos Hernández, Kravets; Seoane, Sergio Gil (Carlos Pita, 62´); Iriome (Escriche, 75´), Campillo, Fede Vico (Yelko Pino, 46´); y Caballero.

Gol: 1-0, m. 5. Samu Sáiz.

Árbitro: Guillermo Cuadra Amonestó por parte de los locales a Aguilera ; y a los visitantes Calavera y Sergio Gil.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuadragésima jornada de la Liga 1/2/3, disputado en el estadio de El Alcoraz. Mucho calor.

Una magnífica maniobra de Samu Sáiz a los cinco minutos de la primera mitad fue suficiente para actualizar el electrónico por primera y última vez ante el Lugo. El Alcoraz fue testigo de una mejoría futbolística y también anímica que quedó plasmada en un bello partido de manual premiado con tres importantes puntos, que les permiten en esta recta final del campeonato seguir vivos en la lucha por acabar jugando la promoción de ascenso a Primera División en junio.

Las campanas redoblaron victoriosas de nuevo en Huesca cuando acabaron los seis minutos que Cuadra Fernández ordenó añadirle al caluroso partido frente al Lugo. El club altoaragonés regresó a la senda del triunfo pero, lo que es más importante es que plasmó sobre el terreno de juego una de sus mejores versiones, recuperando sensaciones que parecían olvidadas. Los pupilos de Anquela leyeron a la perfección las entrelíneas del choque, que tuvo emoción hasta el final por culpa del escueto resultado.

La función de Samu Sáiz comenzaba a las 16:06 horas. El Rubio del Huesca puso su firma a una gran jugada combinativa que acabó con el balón dentro de la meta defendida por Roberto Fernández. Aprovechando la ventaja en el luminoso, el equipo local se desmelenó y asedió sin descanso, y sin más éxito, el área gallega. Sergio Herrera apenas tuvo trabajo en sus inmediaciones aunque las meigas hicieron acto de presencia con algún coletazo aislado por parte visitante.

El intenso calor vivido esta tarde obligó a los jugadores a acercarse a la banda para hidratarse, pues el Sol era de justicia y se registraron temperaturas cercanas a los 34ºC. La nota más negativa la puso Borja Lázaro, que se retiró en camilla tras un mal giro de su rodilla en un salto.

Este triunfo sirve para mantener al Huesca en la puja por acabar dentro del playoff, teniendo ya la mente en el partido contra el Numancia que se jugará el próximo fin de semana de nuevo en El Alcoraz, en la que será la penúltima cita del campeonato regular. Anquela premia con descanso a sus jugadores hasta el martes.

Fotos: C.Pascual