Joan Francesc Ferrer Sicilia ya ha jurado su cargo y este miércoles será presentado en sociedad como nuevo entrenador de la SD Huesca.

Uno de los matices que demoraron su contratación fue el requisito de traer consigo a su fiel equipo de trabajo con el que ha compartido múltiples experiencias. La marcha de Juan José Carretero y Marcos Marcén a Oviedo acompañando a Juan Antonio Albacete Anquela dieron cabida a dos de sus ayudantes que finalmente se sumaron a un tercero para formar con Adrián Sipán y Adrián Mallén, hombres fijos en el cuerpo técnico oscense, un tándem de cinco componentes.

Adrián Mallén (Huesca, 01/06/1990): Este entrenador de porteros comenzó en las categorías inferiores del club azulgrana y en 2012, con 22 años de edad, asumió la tarea de adiestrar a los guardianes de El Alcoraz tras haber conseguido la titulación correspondiente acreditado por la Real Federación Española de Fútbol. Ésta será por tanto su sexta campaña consecutiva en el club altoaragonés.

Adrián Mallén / Foto: LaLiga

Adrián Sipán (Huesca, 11/03/1992): El integrante más joven del cuerpo técnico desempeñó durante la pasada temporada las funciones de auxiliar técnico y también fue el segundo entrenador del filial, el Almudévar, asistiendo a Ángel Royo. Subió al primer equipo cuando estaba entrenando al Infantil División de Honor, pudiendo compaginar dicho cargo con el apoyo al equipo de Anquela. Ésta será su segunda campaña consecutiva con la primera plantilla.

Adrián Sipán / Foto: Marca

Xavier Gil (Barcelona, 07/05/1973): Uno de los hombres de confianza con los que Rubi aterriza en Huesca es su segundo entrenador. Coincidieron por primera vez en el banquillo del Villassar de Mar y desde entonces han sido inseparables, repitiendo en Valladolid, Levante, Gerona o Gijón y teniendo un parón durante la etapa de Joan Francesc en el FC Barcelona, recalando Gil en el Alcorcón para ser el ayudante de Miguel Álvarez. Superado ese impás, la pareja se reencontró en Pucela. Es licenciando en INEF y entrenador nacional.

Xavier Gil / Foto: laJornada.cat

Jaume Torras (Vic, 07/10/1968): Otro hombre de confianza para Rubi es su preparador físico, criado como futbolista en La Masía durante la década de los ochenta que le hizo coincidir con el ahora técnico azulgrana en el Sant Andreu y en el Cartagena. Concordaron en Barcelona cuando Rubi aceptó ser ayudante de Tito Vilanova siendo Torras miembro también del staff técnico culé. De nuevo Valladolid unió su relación profesional que fue mantenida posteriormente en Levante, Gerona, Gijón y ahora Huesca.

Jaume Torras / Foto: Real Valladolid

Manel González (Pineda de Mar, 18/01/1973): También estrecha es la relación de Rubi con este preparador físico que en Huesca ejercerá como recuperador. Está especializado en la faceta de readaptación del futbolista al trabajo tras una lesión. Con el técnico azulgrana compartieron vestuario en el Espanyol B y en el Sabadell. Su relación lejos de los terrenos de juego comenzó en la temporada 2012-2013, cuando aterrizaron en Gerona para colaborar de nuevo con el técnico repitiendo también en los banquillos de Valladolid, Gerona, Levante y Gijón.

Manel González / Foto: Real Valladolid