En la próxima edición del festival Periferias la programación girará alrededor del concepto “Palabras”, entendido siempre en su acepción más amplia.

Cartel de la edición de este año

Por lo tanto, en 2017 el festival oscense abordará la creatividad surgida desde movimientos como el Letrismo, el arte conceptual, la poesía visual, la semiótica y la filosofía del lenguaje, la canción de autor, el rap y el trap, el spoken word, el slam poetry, la oralidad y la literatura en general.

El denominado “giro lingüístico” encabezado por Wittgenstein en la primera mitad del Siglo XX constituyó un cambio sustancial cuya influencia ha dejado un poso creativo en los lenguajes formales sobre los que se sustentan las artes, la ciencia, la política o la filosofía y sus posibilidades de creación de sentido.

Desde el valor sonoro de las palabras más allá de su significado que propugnaran Isidore Isou o Hugo Ball hasta el arte como problema lingüístico del grupo conceptual Art & Language y otros artistas como Ignasi Aballí, Jenny Holzer o Lawrence Weiner, pasando por la hipertextualidad, los metalenguajes de la red o la lingüística generativa de Noam Chomsky. La problematización del lenguaje como objeto, y el lenguaje como medio de problematización.

Al abrigo de estas referencias y conducido por las relaciones de ida y vuelta entre el lenguaje, pensamiento, arte y realidad, Periferias propondrá un excitante mosaico de manifestaciones culturales y artísticas contemporáneas. Fiel a su filosofía, este nuevo (y como siempre renovado) Periferias volverá a ser un espacio plural para la reflexión, el debate y la creación emergente, en esta ocasión en torno al fascinante universo de la palabra. El objetivo principal de Periferias es acercar al público las nuevas vías de creación y la cultura más personal e imaginativa de nuestro tiempo.

Un año más, Periferias estará guiado por una idea, que sirve mas de referencia o hilo conductor que de límite o corsé. Como ya viene siendo habitual, Periferias intentará huir de cualquier tipo de elitismo, buscando un equilibrio entre la vanguardia y lo popular, entre la recuperación de viejos mitos y el descubrimiento de nuevos talentos. Con un amor ilimitado por las raíces de la cultura popular, la filosofía periférica se sitúa siempre entre el respeto por los personajes más creativos del pasado y la búsqueda de las nuevas tendencias de la creación. Lo que desembocará en una programación estimulante y diversa, capaz de interpelar a todo tipo de público.

Como siempre, Periferias propondrá un arrollador caudal de creatividad en libertad.

Antonio Santos, autor del cartel

EL AUTOR DEL CARTEL

Antonio Santos, nació en Lupiñén (Huesca) en 1955. Es pintor, escultor, grabador,ilustrador y, fundamentalmente, un creador inquieto y trashumante.

Dirigió la galería de arte El Mirador (Cuenca) e imparte clases y talleres de pintura y grabado. Ha expuesto su obra en exposiciones individuales y colectivas en Barcelona, Madrid, París, Huesca o Zaragoza, entre otras ciudades.

Ha publicado numerosos cuentos infantiles (y otros no tan infantiles), como “Y con la cebra que pasó” (Sinsentido, 2000), con el que ganó el Premio Daniel Gil al mejor libro infantil 2003, “Pancho” y “El viaje de Pancho”, ambos en la editorial Kalandraka, “El sueño de Marta” y “El cumpleaños del ratón” en Anaya, o, entre otros, “Zoo”, “Hambre canina”, “Gruvi”, “Arqueología” o “Blanquita”.

En el año 2004 recibió el segundo Premio Nacional de Ilustración. Su conexión con la temática de este año en Periferias, “Palabras”, viene determinada sobre todo por su vinculación con el universo literario. Lector voraz, articulista ocasional e ilustrador de autores como Kafka, Galeano, César Vallejo, Rubén Darío o Julio Llamazares, entre su obra reciente destaca su continuada labor para la editorial Nórdica.

Además de ser el autor del cartel, Periferias dedicará este año una de sus exposiciones a la obra de Antonio Santos como ilustrador literario. En su línea habitual, Periferias vuelve a apostar por el talento local a la hora de representar su temática a través de una imagen. En esta ocasión, para Periferias es un placer presentar el trabajo de un artista oscense tan estimulante y admirado por los responsables del festival.