Día mundial de la libertad de prensa.

Según el DRAE:

Libertad:

1.-Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.

2. – Estado o condición de quien no es esclavo.

El tema del Día Mundial de la Libertad de Prensa de este año Hablar sin riesgo: por el ejercicio seguro de la libertad de expresión aspira a movilizar la acción internacional para proteger la seguridad de todos los periodistas, en todos los países, y romper el círculo vicioso de la impunidad.

En estas metas se sustenta el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad. El sistema de las Naciones Unidas está firmemente decidido a llevar adelante una acción coordinada, fomentar la toma de conciencia y ayudar a los países a defender los principios internacionales y a elaborar leyes que promuevan la libertad de expresión e información.

Esta acción debe comprender tanto a los medios de comunicación tradicionales como al mundo digital, donde cada vez más se generan y consumen las noticias. Cada vez está más amenazada la seguridad de blogueros, periodistas ciudadanos y autores que escriben en las redes sociales así como de sus fuentes. Además de las agresiones físicas, son objeto de actos de violencia psicológica y emocional en forma de ciberataques, violaciones de datos, actos de intimidación, vigilancia injustificada o intrusiones en su intimidad.

Estos párrafos forman parte del mensaje conjunto del Sr. Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas y de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha elaborado un manifiesto con la idea de presentarlo ante las instituciones públicas españolas para que su posible consideración y posterior aprobación por los distintos plenos.

En dicho documento se recuerda el reto de ejercer el periodismo “con la máxima responsabilidad” y el “derecho de los ciudadanos a recibir una información independiente y veraz”. También asegura que los periodistas “debemos resistir las presiones procedan de donde procedan”. Y añade: “De poco serviría la responsabilidad del periodista si no viene acompañada del respeto máximo a la libertad de expresión por parte de los representantes públicos”.

Ha costado mucho a la sociedad llegar a la libertad, y hoy por hoy que la tecnología hace que en segundos una noticia corra como la sangre por nuestra venas, no podemos permitir que el “cáncer” la acompañe, que nada ni nadie se atribuya un poder callando bocas por que sí por que se cree el dueño del cortijo, o del país, por que piensa que su palabra es ley.

Se empieza por una cabezonería, por un “tu quien te crees que eres” y se acaba con 90 periodistas y 48 blogueros asesinados por intentar informar de lo que pasaba. Y 300 encarcelados por el mismo motivo, en el 2012, según fuente de Reporteros sin fronteras