La Sociedad Deportiva Huesca sufrió una dura derrota en casa, la primera del curso en El Alcoraz, ante un Real Oviedo que sacó petróleo de sus únicos dos tiros a puerta del choque, ambos finalizados en gol.

1-SD Huesca: Andrés, Buffarini, Pulido, Cristian Salvador, Florian Miguel, Mikel Rico (Nwakali, 62´), Seoane, Ferreiro (Lombardo, 77´), Mateu, Escriche y Gaich (Juan Carlos, 62´).

2-Real Oviedo: Femenías, Lucas, Costas, Calvo, Cornud, Sangalli (Arribas, 86), Jimmy, Luismi (Borja, 68´), Viti (Javi Mer, 68´), Obeng (Aiás, 86´) y Bastón (Brugman, 76´).

Goles: 0-1, min. 12: Bastón. 1-1, min. 63: Escriche. 1-2, min. 80: Obeng.

Árbitro: Prieto Iglesias, amonestó a los locales Gaich (51´) y Escriche (85´), y a los visitantes Luismi (7´), Jimmy (35´), Bastón (58´), Femenías (85´) y Cornud (93´). Expulsó por doble amonestación a Pulido (94´ y 95´).

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de liga de Segunda División disputado en El Alcoraz ante 5.400 espectadores

A pesar del empate de Escriche en el segundo periodo, un tanto de Obeng en el tramo final dejó sin puntos a los azulgranas. No sirvió dominar ampliamente el choque ni tener las grandes oportunidades de gol.

El Huesca buscó mandar desde el inicio, y enfrente se encontró a un correoso rival. Muy junto en defensa y presionante y en busca de errores en campo rival, los ovetenses exprimieron desde el pitido inicial cualquier duda en la salida de balón oscense. Después de que en los primeros compases Buffarini evitara in extremis un mano a mano de Borja Bastón, en el minuto 12 llegó el gol del ariete visitante. Fue tras un centro por la derecha y un remate del punta en el segundo palo. No hubo prácticamente ningún acercamiento del Real Oviedo en todo el primer tiempo, pero fueron capaces de hacerse fuertes y aprovechar esa ventaja. Los oscenses, por su parte, querían la reacción con paciencia y buen manejo del cuero. Ferreiro tuvo una gran ocasión en el minuto 18, con un disparo en el área en un balón muerto tras el saque de banda de Marc Mateu, pero no encontró puerta. Ambos jugadores de banda fueron de los más activos del choque, con múltiples incorporaciones al ataque y centros de peligro en busca de esa nueva dupla formada por Gaich y Escriche. En el minuto 35 llegó la más clara de la primera parte: Femenías evitó milagrosamente, casi sobre la línea, el gol de Escriche, que remató a bocajarro en el área con la diestra. Al borde del descanso, Mateu disparó al larguero avisando de que este Huesca tenía mucho por pelear todavía.

La segunda parte mantuvo el dominio local, aunque arrancó con un gol anulado a Borja Bastón por fuera de juego que heló la sangre a El Alcoraz. Rico tuvo la primera tras un tiro libre, con una peinada de cabeza que por poco no encontró puerta. Al fin, en el minuto 63, llegó el empate: centro perfecto de Mateu por la izquierda, toque de cabeza de Pulido al segundo palo y Escriche, a un metro de la línea, la empuja a gol con el pecho. El Oviedo agitó el choque con una buena llegada que no culminó Obeng. El paso de los minutos dejaba a un Huesca superior y con más y mejores opciones de gol, como un remate de Florian Miguel o un buen tiro de Seoane. A pesar de todo ello, fue el cuadro de Ziganda quien volvió a adelantarse en el marcador por medio de Obeng a poco más de 10 minutos para el final. Empujó el feudo azulgrana en busca del empate. Los locales acogotaron en su área a un Oviedo rocoso y que no cedió. Los primeros puntos se escapan de El Alcoraz, toca pensar ya en Lugo.