El Bada Huesca ha derrotado al Antequera. Una victoria que le da dos puntos y confianza en su juego después de un inicio más que dubitativo en esta Asobal. Hackbarth abrió el partido a los 3 minutos con un 7 metros y marró el segundo. Antes, el equipo había fallado un par de ataques por pérdida de balón y el veterano Moyano truncando un lanzamiento. Vamos, que el siete altoaragonés necesitaba un poco de tila y templanza para derribar a un rival, con Baena como eje de su ataque.

28-Bada Huesca: Almeida (p), Hackbarth (3), Mosquera (3), Montoya (4), Sergio Pérez (7), Joao Pinto (3), Adrià Pérez (2). Siete inicial. Dani Arguillas (ps), Moya (2), Gomes (1), Álex Marcelo (2), Rodrigo Benites (1), Gucek, Malo, Floris.

23-Antequera: Moyano (p), Del Castillo (4), Grandi Selgas, Gavidia (1), Ortega (1), Monteiro Da Silva (5), Aguilar. Siete inicial. Alarcón (ps), Castro (1), Podadera, Baena (3), Antonio Vázquez (3), Simenas (4), Pérez de Inestrosa (1).

Parciales cada cinco minutos: 1-1, 2-2, 5-5, 8-8, 10-8, 13-11 (descanso) 16-13, 20-15, 21-17, 23-18, 25-21, 28-23.

Árbitros: Zaragueta-Oyarzun. Excluidos Gucek por el Bada Huesca; Simenas y Aguilar por el Antequera.

El Bada arrancó transmitiendo dudas. Estuvo más cerca del juego desplegado contra el colista de la Asobal que contra el todopoderoso Barça. Y esa era la mejor prueba de que debía coger pista para despegar. Los primeros 11 minutos iluminaron en el electrónico un escaso empate a tres tantos. El escudo de la igualdad de esta liga es cierto y le costó encontrar el acierto. En defensa se empleó mejor. Antequera jugó más de un ataque sobre pasivo sin que se terminara de acertar en cerrar los espacios y cuando se hacía lo malograba en ataque.

El juego de Antequera le permitió hacer un doble cambio en ataque defensa. Gucek y Benites dejaban sus puestos por Montoya y Mosquera para buscar huecos en el 6:0 andaluz con Ortega, Gavidia y Simenas en su centro. Hackbarth robó un balón de oro para meter el 9-8 en el electrónico, epítome de que los de Nolasco funcionaban deshilachados, que les costaba coser su juego. La entrada de Alex Marcelo -muy aplaudida por esperada- y los dos minutos de Simenas derivaron en gol del de Carboneras (10-8 en el 24).

El primer acto lo cerró Joao Pinto como solo él sabe hacerlo. Golpe franco con el tiempo cumplido y la redonda entrando ajustada a la cepa izquierda de Moyano. Otra vez entre abrazados de sus compañeros, tal como ocurriera contra Cangas. Tremendo lo del luso que convierte en arte esta acción de partido.

El segundo acto se abrió con Malo provocando la falta de Baena que es como frenar a un estibador del puerto de Francfort. Pero bueno, este deporte es así. Y ni una queja. En el siguiente ataque le sacó un 7 metros al central del Bada. El partido fue más dinámico que en el inicio del primer acto. La conexión Sergio Pérez-Moya habilitó la máxima diferencia hasta entonces (16-12).

Antequera se refugió en Baena. Que es un pedazo de jugador está más que claro y su veteranía, también. Fue un quebradero de cabeza para el 6:0 de Bada Huesca. Los de Nolasco cambiaron el motor. Dejaron la gasolina para meter queroseno. Más acertados en defensa, con más sensibilidad en los lanzamientos empezaron a tener un mejor juego. Cada vez se pareció más al equipo que se espera de él.

Antequera paró el reloj con 20-15. Malo, Gucek y Rodrigo no hicieron prisioneros y Almeida paraba. Nolasco los empleó en defensa y en ataque entraban Montoya, Pinto y Moya. La suerte, no obstante, se aliaba con los antequeranos. Recuperaron dos bolas de forma milagrosa y no perdonaron para ajustar el marcador. Antequera cambió porteros y mantuvo el peligro en el poderoso lanzamiento de Da Silva y, cómo no, Baena.

Antequera dejó su 6:0 tras un tiempo muerto y pasó a un 5:1 con Del Castillo en el adelantado. Dos robos, dos goles y tiempo muerto de Nolasco con 24-20 en el electrónico y seis minutos para acabar. La renta había que asegurarla y ni mucho menos había que dejar al rival que creyera en la remontada. Alex Marcelo puso el 25. Antequera probó con un 4:2 y Pinto sumó el 26. El tramo final del encuentro lo defendió Antequera a la desesperada y Bada terminó de apuntillarlo.

Fotos: C.Pascual