Un gol de Rafa Mir permitió a los oscenses, de nuevo poco contundentes en las áreas, empatar ante el Eibar en un partido en el que mereció más. El Huesca no sabe ganar y aunque hizo méritos para haber logrado su primer triunfo, a los de Míchel no les da de momento para más.

1-SD Huesca: Andrés; Pedro López, Insua, Siovas, Galán; Mosquera (Doumbia, 92´), Mikel Rico (Nwakali, 92´), Borja García (Juan Carlos, 79´); Mir, Ferreiro (Sergio Gómez, 83´) y Sandro (Ontiveros, 79´).

1-SD Eibar: Dmitrovic; Pozo, Oliveira, Burgos (Bigas, 74´), Arbilla; Sergio, Expósito; Rodrigues (Muto, 65´), Inui, Bryan (León, 86´); y Kike (Diop, 74´).

Goles: 0-1 min. 37 Esteban Burgos. 1-1 min.66 Rafa Mir.

Árbitro: Melero López. Mostró tarjeta amarilla a los locales Insua (89´) y Doumbia (93´).

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada de liga de Primera División jugado en El Alcoraz.

El Huesca arrancó con fuerza, valiente, incisivo por los costados e intenso en todas las líneas. Mikel Rico protagonizó los primeros acercamientos de peligro. Primero, con un disparo en el área al lateral de la red. Después, con un gol anulado por una mano previa de Siovas en la jugada. Javi Galán, un puñal por la izquierda, llevó al área dos balones en el 21′ y el 23′ que Borja García y Rico estuvieron cerca de enviar a gol, sin fortuna. A 10 minutos del descanso, el Huesca dispuso de una cuádruple ocasión, pero increíblemente ninguna acabó en las redes de un Dmitrovic inspirado. Fue un chut de Sandro, dos de Rico y otro más de Mir los que achicaron entre el meta y la zaga guipuzcoana. El colmo del infortunio llegó dos minutos después, con el tanto del Eibar después de un córner rematado por Burgos. La sensación al descanso era la de un Huesca superior, pero sin acierto y frustrado por una de las pocas ocasiones visitantes.

Los azulgranas no reblaron en el segundo periodo y el tono del partido se mantuvo. El colegiado señaló un penalti inexistente sobre Oliveira que hizo contener la respiración de El Alcoraz, pero tras consultar el VAR corrigió su decisión y lo invalidó. El Huesca buscó con ahínco un empate que llegó finalmente en el minuto 66. Fue un centro magistral de Pedro López, acompañado por un cabezazo igual de bueno, picado y directo a la escuadra. No se conformaron los de Míchel con un punto, y hasta el final fueron detrás de una victoria que aún no llega.