Un penalti en el tramo final deja a la SD Huesca femenino sin el estreno soñado en el primer partido del año, tras ir por delante en el marcador hasta el minuto 87 gracias al gol de Mallada.

Marcador final del partido

1-SD Huesca: Alonso, “Lolo”, Esther, L. Royo, Sara Sanaú, “Totti”, Julia Sanz (Alijarde 84´), Iris, Carolina (Ariadna 84´), N. Mallada (Rocio 73´), Lydia (Manogué 57´).

1-AD Son Sardina: Catalina, Laura, Raquel, Andrade, Yamila , Tania, Elena, Carpio ( Casado 89´), Sonia (Anais 28´), Melodie (Alba 76´), Karla.

Goles: 1-0 N. Mallada min. 45, 1-1 Tania min. 87 (P).

Árbitra: Sara Garcés Martin. Tarjeta amarilla para Esther, Alonso y Carolina por parte de la SD Huesca y a Laura y Andrade por parte del AD Son Sardina.

Incidencias: Partido de la jornada 12 del grupo 3 de la liga nacional femenina disputado en el campo de Enrique Porta de Villanueva de Gállego.

La SD Huesca Femenino acarició este domingo el triunfo contra el ofensivo Son Sardina, actual líder del grupo, y que cuenta en sus filas con la máxima goleadora de la categoría, pero finalmente las azulgranas tuvieron que conformarse con un empate. Una mano en el área en el minuto 87 terminó en el punto de penalti, igualando el tanto previo de Mallada, e impidiendo que las de Verónica Rodríguez comenzaran el año sumando de tres.

La SD Huesca tuvo que trasladarse de nuevo al campo Enrique Porta de Villanueva de Gállego, para jugar allí como local, al encontrarse las instalaciones de San Jorge en la capital oscense, todavía afectadas por las nevadas de la última semana.

Y sobre el césped del campo zaragozano, las azulgranas disputaron una gran primera parte, en la que consiguieron atesorar la posesión, y neutralizar el potencial del rival, uno de los más temidos de la categoría por su capacidad goleadora. Un dominio que las oscenses no lograron convertir en ocasiones claras sobre la meta visitante hasta el borde del descanso. Fue ya al límite del tiempo reglamentario, en el minuto 45, cuando Nuria Mallada abría el marcador. Una gran jugada de Sara Sanaú por banda terminaba en un centro medido a la cabeza de la delantera, que enviaba directo a la red desde el área pequeña.

El Son Sardina se volcó tras el mazazo del tanto, y la segunda parte mostró un partido más abierto, con posesión repartida. Así, llegaron varias jugadas polémicas en varias áreas, con una mano visitante que no vio la árbitro, y un gol anulado al Son Sardina por un posible de fuera de juego. Decisiones que restaron minutos de juego y elevaron la tensión en ambos equipos. Así, en el minuto 87 llegó la jugada determinante en el resultado final, cuando se castigó como penalti una mano en el área de la SD Huesca. El líder no perdonó desde los once metros y dejó el partido ya listo para sentencia, con un reparto de puntos que sabe a poco en las de Verónica Rodríguez por las buenas sensaciones que dejó el equipo.

Fotos: C.Pascual