Fundamental paso de gigante del Levitec Huesca para su permanencia en LEB Oro, al ganar al Melilla por 81-70 y recuperar el basket average particular.

Marcador final del partido.

Ya lo avisaba Óscar Lata en la previa. El Levitec Huesca tenía que ganar, o de lo contrario no quedarían cuentas para hacer de cara a la salvación. Y así ha sido. El Levitec Huesca ha salido a darlo todo desde el primer momento y se ha llevado una más que merecida victoria ante Melilla por 81-70. Todo ello, pese a la ausencia de David Cubillán y la lesión de Will Butler en el primer cuarto. 20 puntos para Mackenzie con 7/7 en tiros de dos; y 27 puntos y 4 rebotes para Ramón Vilà.

El Levitec Huesca ponía en liza a un quinteto de altura, con Corvalán, Parejo, Rosa, Moore y Vilà. Mike Moore aglutinaba el peso ofensivo de los primeros ataques peñistas, mientras que en Melilla destacaba el ex peñista Alec Wintering y Kamba desde el triple (11-12). La conexión de Jacob Round con un Vilà desatado generaba un parcial de 5-0 y los libres de Mackenzie dejaban el 21-18 al final del primer cuarto. Lo peor, que Will Butler caía lesionado y apenas pudo jugar 55 segundos.

Entre Mackenzie y Vilà se repartían la anotación, de un Levitec Huesca que lograba un juego fluido en ataque (31-25). Javi Marín y Kemba hacían la guerra por su cuenta en Melilla, mientras que Vilà le hacía un baile de pies prodigioso a Toncinic y Melilla entraba en bonus (33-25).

Las penetraciones de Wintering seguían siendo una fuente productiva para los visitantes, pero nuevos actores entraban en escena en el equipo de Óscar Lata, como era el caso de Ignacio Rosa. Los árbitros le regalaban 3 libres a Misters en la última acción de la primera parte en una inexistente falta de Lafuente y el letón no perdonaba (41-38). 15 puntos para Vilà y 10 para Mackenzie en los primeros veinte minutos.

Los visitantes empezaban mejor la segunda parte, al son de los ex del Levitec Huesca: Wintering y Dedovic (43-44). El Peñas reaccionaba con un parcial de 7-0 y una gran defensa de Lafuente. Ramón Vilà se alzaba con un nuevo rebote ofensivo y anotaba con contundencia, y aparecían los puntos de Corvalán y Parejo (50-44). Los de verde luchaban como jabatos por cada rebote y un triple de Parejo obligaba a Alejandro Alcoba a pedir tiempo muerto (57-48). Rosa volvía a provocar otra falta y con 59-48 se llegaba a los diez últimos minutos.

Intercambio de golpes en el último cuarto, con Vilà y Rosa enchufados en los aragoneses; y Toncinic y Kamba en los visitantes. Este intercambio sin duda beneficiaba a los de Óscar Lata, quien pedía tiempo muerto a falta de seis minutos con 65-56. Vilà y Mackenzie estaban imparables, y un nuevo palmeo del pívot catalán sellaba el triunfo a falta de 3.26 minutos (73-60). Empezaba un nuevo partido. En juego estaba el average y la magia de Mackenzie tiraba del Peñas con sus individualidades. Así se llegaba hasta el 81-70.

Jorge Calleja
Fotos: C.Pascual