La Sociedad Deportiva Huesca Femenino vivió en la tarde del domingo un encuentro histórico. El 30 de mayo de 2021 quedará siempre como el día del primer partido de un equipo femenino en El Alcoraz, y lo hizo a lo grande. El primer equipo azulgrana se impuso por 4-1 al CF Pallejà, en la última jornada del Grupo 3 de Primera Nacional.

Marcador final del partido.

4-SD Huesca: Nuria Rodríguez (p) (Marta Alonso, 46′), Julia Sanz, Laia, Esther, Lolo (Alijarde, 69′), Iris, Manogué (Ari, 65′), Totti (Salinas, 65′), L, Royo, Sara Sanaú y Nuria Mallada (Estaún, 58′).

1-CF Pallejà: Zambrano, Perea, Salo, Fernández, Andrino (Saubi, 77′), Lluch, Torras (Caballero, 46′), Arias (Ayma, 85′), Vilar, Vila (Soriano, 72′) y Canut.

Goles: 1-0, min. 21: Sara Sanaú; 2-0, min. 57: Sara Sanaú; 2-1, min. 59: Navalón; 3-1, min. 61: Estaún; 4-1, min. 68: L. Royo.

Árbitro: Sara Garcés. Mostro tarjeta amarilla a Lluch por parte del CF Pallejá y a Sara Sanaú por parte de la SD Huesca.

Incidencias: Partido de la jornada 30 del grupo 3 de la liga nacional femenina disputado en el estadio de El Alcoraz de Huesca

Los goles fueron de Sanaú por partida doble, Estaún y Royo, pero el resultado era lo de menos. Ante más de 700 espectadores, el feudo altoaragonés vivió la fiesta del fútbol femenino, y homenajeó como se merece a Nuria Mallada. La delantera colgó las botas y se despidió de la mejor forma posible tras 25 temporadas de competición. Y el Filial Femenino recibió un cariñoso pasillo para reconocer su brillante ascenso a Primera Territorial. La incansable labor de Azucena Garanto como responsable de la sección femenina del club que nació hace cuatro años o de Verónica Rodríguez, la entrenadora sobre la que gira el proyecto oscense, tuvo su gran día. El domingo ganó, ante todo y ante todas, el fútbol femenino.

El encuentro en la capital fue vibrante, casi sin descanso y todo un lujo para los espectadores y afición. Desde el comienzo el Huesca mostró su superioridad, con Julia Sanz protagonizando con un buen disparo la primera acción de peligro. La banda derecha era el principal punto de apoyo para las jugadas ofensivas de las de Verónica Rodríguez. En el 13′, Sara Sanaú tuvo la segunda, con un disparo con la puntera después de una gran acción en el área. El gol se tocaba con la punta de los dedos, y llegó a la tercera: tras una jugada ofensiva iniciada por Sanz por la derecha, el balón le cayó a Iris en la frontal. Levantó la cabeza y centró perfecto a Sanaú, que con un cabezazo impecable entró en la historia del club. El primer gol de la historia del fútbol femenino en El Alcoraz era ya una realidad. El gol espoleó aún más a las locales, lanzadas a ampliar su renta. Al borde de la media hora de juego lo pudo hacer Nuria Mallada, pero el tiro con rosca se le fue lamiendo el palo. Una lástima, habría sido la guinda a la emotiva tarde.

La segunda parte llevó a las visitantes a meter una marcha más, sobre todo con la presión en campo contrario y la constante búsqueda de aprovechar algún fallo en salida de balón. Pero el Huesca aumentó su ventaja con un tiro inapelable de Sanaú a la media vuelta. El gol visitante llegó desde los 11 metros. Navalón transformó la pena máxima en el 59′ recortando distancias, pero fue el inicio del vendaval azulgrana. Enseguida volvió la renta de dos tantos, gracias a un gol de Estaún en el mano a mano después de recibir una gran asistencia de Totti, y en el 68′ Laura Royo firmó otro golazo. Su tiro desde la frontal después de un rechace de la zaga oponente fue imparable, potente y bien colocado. Entre tanto gol, no pasó desapercibida la sustitución de Mallada, aplaudida por El Alcoraz puesto en pie. El paso de los minutos dejó más cambios en las locales, todas merecían disfrutar de una experiencia única y poner el mejor punto final a una temporada de mucho desgaste. El pitido final llevó al estallido del público. La SD Huesca Femenino hizo historia en El Alcoraz.

Fotos: C.Pascual