Una SD Huesca, muy gris, cayó ante el CD Tenerife, que remontó el tanto inicial de Joaquín Muñoz, en un encuentro marcado por el fin de las restricciones de aforo en El Alcoraz y el regreso de la afición al completo.

1-SD Huesca: Andrés; Marc Mateu, Ignasi Miquel, Pulido, Ratiu (Buffarini, 82′); Seoane, Nwakali (Mosquera, 45′), Juan Carlos (Miguel, 45′); Joaquín (Gaich, 72′), Escriche (Lombardo, 82′), Isidro Pitta.

2-Tenerife: Soriano; Muñoz, León (Sergio González, 88′), Ruiz, Mellot; Míchel Herrero (Mollejo, 72′), Sanz; Shashoua, Elady (Larrea, 72′); Corredera (Sipcic, 88′) y Enric Gallego (Jamelli, 9′).

Goles: 1-0, Joaquín, min. 30. 1-1, Corredera, min. 33. 1-2, Shashoua, min. 55.

Árbitro: Jon Ander González Esteban, amonestó a Rubén Díez (9′), Nwakali (45′), Joaquín (50′), Elady (50′), Michel Herrero (67′), Shashoua (91′).

Incidencias: Partido correspondiente a la 8ª jornada de liga de Segunda División disputado en El Alcoraz.

Tras el gol local, el empate llegó muy pronto y el Huesca no pudo sobreponerse al golpe del segundo tanto. Próxima cita: el derbi en La Romareda ante el Real Zaragoza.

El encuentro arrancó parejo, con pocas oportunidades en ambas áreas y muchas interrupciones que impedían un mayor ritmo sobre el césped. Con Joaquín como única novedad en el once, fue el Huesca quien más iniciativa llevaba. Después de unos primeros compases sin acercamientos, no fue hasta el minuto 25 cuando se le anuló un tanto por fuera de juego de Jorge Pulido, en remate de cabeza tras el saque a balón parado. Poco después fue el propio Joaquín quien abrió la lata en una pillería: el malagueño recuperó en campo contrario, condujo hacia el área y batió a Juan Soriano en el mano a mano para hacer su segundo tanto del curso. Duró poco la alegría, ya que solo tres minutos después empató Corredera después de una recuperación tinerfeña en el área azulgrana. Había máxima efectividad en cuanto tiros a puerta en ambos equipos. Justo al borde del descanso, el Huesca pudo volver a ponerse por delante. Fue con un centro lateral que remató en plancha Escriche, detuvo Soriano y Pitta, en el rechace, volvió a toparse con el meta rival.

Nacho Ambriz introdujo un doble cambio al inicio de la segunda parte, con las entradas de Florian Miguel y Pedro Mosquera en el lugar de Nwakali y Juan Carlos. Con eso, adelantó a un Marc Mateu que pisó posiciones ofensivas y buscó a través de centros y buenas cabalgadas la meta oponente. En el minuto 55 llegó el mazazo del segundo de los canarios: fue una presión a la zaga altoaragonesa que acabó con el balón en las botas de Aitor Sanz. Este cedió a Shashoua, que no perdonó. El guion del partido varió con ese segundo tanto, y el Tenerife cerró filas mientras que los oscenses peleaban en busca del empate y algo más. Miguel estuvo cerca de la igualada en un balón suelto rematado rozando el larguero, tras un córner. O Escriche, con un buen cabezazo que tampoco encontró portería por poco. El paso de los minutos aumentaba la tensión al duelo. Gaich entró por Joaquín para aumentar el arsenal ofensivo azulgrana, y a 10 minutos del final lo hicieron también Buffarini y Lombardo. Andrés Fernández detuvo uno de los pocos acercamientos chicharreros a poco del pitido final. Con corazón, mas que con juego, el Huesca atacó para intentar sacar al menos un punto, pero no pudo ser.