El Huesca se reencuentra con Jesús Cabrero que llega como petición expresa de Hidalgo como psicólogo de la primera plantilla.

Jesús Cabrero vuelve al Huesca once años después y lo hace como el psicólogo del equipo de Hidalgo. El entrenador catalán pidió su incorporación al staff y el club ha accedido a recuperar al ex futbolista. Cabrero había trabajado con algunos integrantes de la plantilla y los resultados se habían dejado notar. Ahora llega al primer equipo en un momento clave en el que las cabezas de los futbolistas deben estar preparadas para revertir la actual situación.

Cabrero colgó los guantes en el 2017 y desde entonces ha estado ligado al Bolea, primero como jugador de campo y luego como entrenador. El portero oscense acabó la carrera de psicología y había trabajado con profesionales del mundo del deporte en los últimos años. Además, ha aprovechado estos años para sacarse los carnets de entrenador. Ahora compatibilizará su puesto en el Huesca con el de segundo técnico en el Teruel, acompañando a Raúl Jardiel en Primera Federación.

Cabrero e Hidalgo coincidieron en el Albacete en la temporada 2009-2010 y desde entonces guardan una gran relación. Hidalgo y el portero han retomado su amistad en Huesca y el apoyo del psicólogo ha ayudado al entrenador en estos tres meses de competición. De aquí a junio Cabrero tendrá mucho trabajo y ayudará a identificar a unos jugadores con la provincia que le vio nacer. Su función será idéntica a la que está cumpliendo Joaquín Sorribas en el Deportivo de La Coruña desde hace unos meses.

www.sportaragon.com